lunes, 29 de septiembre de 2008

EL EXITO


EL ÉXITO NO SE PERSIGUE. SE ATRAE POR MEDIO DE LA PERSONA EN QUE TE TRANSFORMAS.
CUANTOS MAS VALORES Y HABILIDADES SOCIALES DESARROLLES
EN TU PROCESO DE LOGRAR EL EQUILIBRIO ANIMICO Y TU CRECIMIENTO ESPIRITUAL MAS ÉXITO VERDADERO TENDRÁS.
HAS DE CONSEGUIR UN EQUILIBRIO ENTRE SER, HACER Y TENER
HACIENDO ENFASIS EN SER.
LA ORACION, LA MEDITACIÓN, EL ESTUDIO, LA PSICOLOGIA- SI LA NECESITAS- , TE AYUDARAN EN TU PROYECTO.

UN TESTIMONIO


«Yo estoy contigo y vamos a salir de aquí»
Miriam es una ex reclusa que pasó 19 meses en la prisión de Alcalá-Meco y que, hace unas semanas, obtuvo la libertad, contra todo pronóstico, tras encomendarse a la Virgen. «Mi libertad fue milagrosa, después de rezarle una novena a la Virgen de Medjugore, la Reina de la Paz. Lo pedí con fe, porque mi condena fue especialmente dura; pero a los cuatro días de rezarle a María, salí a la calle.


Puede sonar raro, pero yo sé que es un regalo de la Virgen para que ahora haga algo por Dios». A pesar de las lágrimas que derramó en prisión, Cristo le abrió los ojos a su propia realidad: «Allí fui consciente de que mi vida de antes, (encargada de un club de alterne), me arrastraba al pecado.


Pero Él me hizo encontrarme a mí misma, valorar lo que tenía, pedir perdón y sentirme perdonada. Sólo le pedía que cuidara a mi familia y que no me desesperase…, y nunca me sentí abandonada por Él». De hecho, incluso recibió el sacramento de la Confirmación durante su estancia en prisión. Ahora reconoce que, «a pesar de la desesperación, de la soledad y de sentirte culpable, el Señor es tan grande que incluso en la cárcel tienes pruebas de que nunca te abandona». ¿Momentos duros? Los ha vivido a montones: «Lo más difícil es no poder recibir a tu familia, cuando me negaron ver a mi hija, cuando te encuentras con todas las puertas cerradas...


Pero luego comprendí que si Él me llevaba allí, sería por algo. Yo no rezo mucho con oraciones hechas, pero me arrodillo y hablo con Él como conversando. Entonces me olvido de la desesperación, de la tristeza y de la amargura. Cuando lloraba por el patio, Él me decía: Tranquila, Yo estoy contigo, y vamos a salir de aquí. Y lo hizo».

UN BUEN LIBRO


Jesús y la mujer adúltera


Monseñor Francisco Cerro, obispo de Coria-Cáceres, es el autor de Escribía sobre la arena (Paulinas), en el que, siguiendo el relato evangélico sobre el encuentro de Jesús con la mujer adúltera, muestra a un Dios que es todo misericordia, y manifiesta el valor humanizador que posee el perdón

viernes, 26 de septiembre de 2008

VERDADERA SABIDURIA


LA HUMILDAD VERDADERA ES UNA SEÑAL SEGURA DE
SABIDURIA.
EL HOMBRE SABIO, AQUEL QUE TIENE ALGO QUE OFRECER
REALMENTE, ES SIEMPRE HUMILDE.
EL QUE NO ES HUMILDE Y PRETENDE ENSEÑAR ALGO, ALGO DESEA OBTENER A CAMBIO. LO MAS FRECUENTE ES QUE SEA VENERACION
Y ADMIRACION. ESTO ES UN CLARO SINTOMA DE QUE NO ES UN HOMBRE SABIO. DE QUE ES UN SER INSEGURO, NECESAITADO DE
QUE LOS DEMAS JUSTIFIQUEN SU EXISTENCIA.
TAN SOLO SE PUEDE DAR CON HUMILDAD. EL QUE DA CON ORGULLO NO ESTÁ DANDO. VENDE, ENGAÑA, SOBORNA, DESLUMBRA, PERO NO ILUMINA. SIN SER, NECESARIAMENTE, CONSCIENTE DE ELLO.

UN RELATO BREVE:

Paseaban por un camino rodeado de olorosos árboles frutales.
El Maestro se agachó y cogió un fruto recién caído al suelo. Dijo estas
Palabras:

- Cuando una rama está cargada de frutos, su peso hace que se incline hacia el suelo. Cuando no tiene nada que ofrecernos permanece erguida y altiva.

Cuando damos de verdad hemos de ser conscientes de que obramos como meros transmisores, como transmisores de los dones del Creador, quien en verdad es quien dispensa toda enseñanza verdadera y todo don necesario.

jueves, 25 de septiembre de 2008

HERIDAS


EL AMOR Y NO EL TIEMPO ES
EL QUE CURA, DE VERDAD, LAS
HERIDAS EN EL ALMA.

OS RECOMIENDO UN LIBRO


El genio del cristianismo no es un libro político, sino de arte. Su ambiente es la belleza. Trata de las creencias cristianas, de la estética cristiana, de la liturgia. Quiere hacer ver que “la religión cristiana es la más poética, la más humanitaria, la más favorable a la libertad, a las artes y a las letras; que el mundo moderno le es deudor en todo, desde la agricultura a las ciencias abstractas, desde los hospicios fundados para los desvalidos hasta los templos edificados por Miguel Ángel y decorados por Rafael”. Nadie puede negar esa combinación de racionalidad y de fe, ese acertar continuamente en el arte, en hermosas páginas literarias y en poesía por encima de cualquier maniqueísmo y arraigada en lo profundo del ser humano.

EL VALOR DEL DINERO


El dinero tiene el valor que tu le asignas. Puede ser tu amigo y también tu enemigo. Puede proporcionarte momentos agradables y también, tristeza incalculable.

El dinero puede darte una vida exitosa en apariencia.

Tiene la capacidad de producir amigos sin verdadera amistad. Amigos falsos.

No puede proporcionarte la salvación de tu alma. Esta sólo puede conseguirse de Dios por medio de María y de Cristo, dejándose amar por El y siguiendo sus indicaciones.

El dinero puede comprar una cama, pero no sueños.
Puede comprar medicinas, pero no salud.
Libros, pero no inteligencia y sabiduría.
Tranquilidad económica, pero no paz espiritual.
Diversión y placeres, pero no felicidad.
Compañeros de juerga, más no amigos leales.
Pasiones y lujuria, pero no amor y cariño sincero.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

HIJO PRODIGO

Hijo Pródigo -Rembrandt, detalle-

En mis momentos mejores deseo ser como el hijo pródigo. El padre Enrique Nouwen (1932-1996) ha escrito un libro con el título, Regreso del Hijo Pródigo. Al contemplar el cuadro, el padre Nouwen no sabía con quien identificarse. No podía entender como ser el hijo pródigo, es decir, ser abrazado, amado, descansar su cabeza sobre el pecho del Padre.
Nouwen cuenta como resistió ser abrazado por el Padre, a veces tratando de huir de El, escaparse de su mirada. Finalmente vío la verdad – que no podía volver al Padre con su propia fuerza. Jesús el Hijo eterno, se hizo hombre precisamente para que participáramos en aquel abrazo. En la segunda lectura San Pablo dice, “Al que nunca cometió pecado, Dios lo hizo ‘pecado’ por nosotros, para que unidos a él, recibamos la salvación de Dios y nos volvamos justos y santos.” (2 Cor 5:21)



El hombre moderno no quiere ver su propio pecado. Es más fácil atacar a otras personas, los “hipócritas.” Pero detrás de las acusaciones podemos detectar un cierto miedo. A veces pensamos que el hijo pródigo era un “oportunista” hasta el final. Pero recuerda cuando hayas caído profundamente. ¿No era más fácil quedarse allá, incluso querer morir ? Además de humildad, el hijo tuvo valentía para volver a la casa de su padre.


Seamos humildes y valientes. Son muchas las veces que nos alejamos de la casa del Padre. Pero, recuerda, DIOS ES AMOR.

DIOS ES AMOR

Jesús y la mujer adúltera
DIOS ES AMOR Y QUIEN PERMANECE EN EL AMOR PERMANECE EN DIOS – 1 Jn 4,16-. ESTAS PALABRAS DE LA PRIMERA CARTA DE JUAN EXPRESAN CON CLARIDAD MERIDANA EL CORAZON DE LA
FE CRISTIANA: LA IMAGEN CRISTIANA DE DIOS Y TAMBIEN LA
CONSIGUIENTE IMAGEN DEL HOMBRE Y DE SU CAMINO. JUAN NOS OFRECE UNA FORMULACION SINTETICA DE LA EXISTENCIA CRISTIANA.”NOSOTROS HEMOS CONOCIDO EL AMOR QUE DIOS NOS TIENE Y HEMOS CREIDO EN EL”.

HEMOS CREIDO EN EL AMOR DE DIOS: ASI PUEDE EXPRESAR EL
CRISTIANO LA OPCION FUNDAMENTAL DE SU VIDA.

NO SE COMIENZA A SER CRISTIANO POR UNA DECISION ETICA O UNA GRAN IDEA , SINO POR EL ENCUENTRO CON UN ACONTECIMIENTO, CON UNA PERSONA,- CON CRISTO- QUE DA UN NUEVO HORIZONTE A LA VIDA, Y CON ELLO UNA ORIENTACION DECISIVA.

Carta Encíclica Deus Caritas Est
Benedicto XVI

PON AMOR


LA INTELIGENCIA SIN AMOR TE HACE PERVERSO
LA JUSTICIA SIN AMOR TE HACE IMPLACABLE
LA DIPLOMACIA SIN AMOR TE HACE HIPOCRITA
EL ÉXITO SIN AMOR TE HACE ARROGANTE
LA RQUEZA SIN AMOR TE CONVIERTE EN AVARO
LA DOCILIDAD SIN AMOR TE HACE SERVIL
LA POBREZA SIN AMOR TE HACE ORGULLOSO
LA VERDAD DICHA SIN AMOR TE HACE HIRIENTE
LA AUTORIDAD SIN AMOR TE HACE TIRANO
EL TRABAJO SIN AMOR TE HACE ESCLAVO
LA SENCILLEZ SIN AMOR TE ENVILEZE DE ORGULLO
LA ORACIÓN SIN AMOR TE VUELVE INTROVERTIDO
LA LEY SIN AMOR TE ESCLAVIZA
LA FE SIN AMOR TE HACE FANATICO
LA CRUZ SIN AMOR SE CONVIERTE EN TORTURA
LA VIDA SIN AMOR NO TIENE SENTIDO.
EL AMOR SI NO SE TRADUCE EN PEQUEÑOS DETALLES,
COMPRENSION, RESPETO, TOLERANCIA, CAPACIDAD
DE PERDONAR, PROTECCIÓN, AYUDA…ETC.NO ES AMOR..

martes, 23 de septiembre de 2008

ORACION DE SAN BERNARDO


A CRISTO SE VA POR MEDIO DE MARIA

Y A DIOS POR MEDIO DE CRISTO


Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María!, que jamás se ha oído decir, que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorado vuestra asistencia y reclamado vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado con esta confianza, a Vos también acudo, ¡oh Madre, Virgen de las vírgenes!, y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a aparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, ¡oh Madre de Dios!, mis humildes súplicas, antes bien, inclinad a ellas vuestros oídos y dignaos atenderlas favorablemente. Amén.

lunes, 22 de septiembre de 2008

FORMAS DIFERENTES


“Hay muchas formas diferentes de vida espiritual, y cada persona debe encontrar la que mejor se adapte a su manera de ser. Aun así, es importante elegir los criterios con los que supervisar el crecimiento espiritual en la vida práctica. La vida espiritual conduce siempre a una dinámica viva, a la libertad, al amor y a la paz”.

Anselm Grün

EL TRIGO COMO SIMBOLO


El trigo simboliza el paso del estado salvaje, cuando el hombre todavía no se había hecho sedentario y vivía de caza, pesca y recoger frutos salvajes, a la dominación de la naturaleza, su control y gestión del medio de un modo más sostenible.
Luego vendrá la concienciación, por la selección de las especies vegetales (“Separar el buen grano de la cizaña” del griego" zizania ").
Fue un acontecimiento considerable para la Humanidad. Por aquel entonces se pasó del paleolítico (paleo = antiguo) a una nueva era: el neolítico (neo = nuevo). Fue la "Revolución Neolítica", hace de ello unos 100 000 a 5000 años.
De modo que fue con el trigo que se empezó a sembrar, cultivar y cosechar, en todos los sentidos de la palabra, tanto agrícolas como sociales. Giro decisivo de la civilización, por primera vez, la especie humana ha actuado sobre la naturaleza y el medioambiente, para mejorar rotundamente su subsistencia y regularizar la producción, en su beneficio.
El cultivo del trigo nada tiene de espontáneo. Cuanto más se esmera uno, más produce. Requiere programar las cosechas, seleccionar las semillas y las tierras, labrarlas, proteger los cultivos de los elementos naturales, quitar las “malas hierbas”. Parece transmitir un sentido moral a la labor humana, transcendiendo incluso el aspecto físico hacia valores espirituales.
Después de cosechar el trigo, todavía se tiene que seleccionar los granos, hacer harina y transformar esta en pan o demás alimentos.
Es como una obra alquímica por los 4 elementos: producido en la tierra, se le añade agua (y ocasionalmente levadura), luego se deja que suba (aire) y al final se utiliza el fuego para cocer la pasta. ¡Un verdadero tratamiento simbólico!
De lo contrario el trigo que desarrollaría sus cualidades nutritivas.
Pensemos también en el símbolo de la semilla. Sin sembrar no se puede cosechar.
Si el trigo no « muere », y se mantiene putrefacto en la tierra, su semilla no dará paso a una nueva planta, una nueva vida vegetal.
Recordemos en este aspecto, el culto de Deméter, en la antigua Eleusis y como no, las fiestas dedicadas a Ceres de los Romanos, las famosas fiestas de la cosecha.
Plinio el antiguo decía que durante el invierno los incipientes plantones de trigo “se nutren de la tierra”. Cabe comprender que aquí se trata no tanto de un mecanismo de absorción ordinario, sino de una acción aérea casi etérea en el sentido antiguo de la palabra, ligada a la naturaleza sutil del medio.
La labranza y el sembrar inician un calendario laboral con el que el hombre dependerá constantemente del ritmo de la tierra y seguirá las temporadas. Recordemos el poema de Hesíodo, en el alba de la historia griega, titulado precisamente "Los trabajos y los días".
El gesto de sembrar trigo seguirá siendo uno de los más simbólicos del hombre, de ahora en adelante integrado en la naturaleza domesticada. Movimiento regular como el del péndulo de un reloj, evoca la medida del tiempo que pasa, la comunión con el medio y el fervor por una vida futura. Gesto de eternidad, ya no solo se trata de una técnica, sino de un arte y de un rito.
Como lo canta Ricardo León en el Amor de los Amores:
“Yo he visto las yuntas perezosas, labrando la besana y hender la reja el húmedo terruño, y caer, como una lluvia de oro, la simiente; he visto verdear la mies y encorvarse al batir el viento y madurar al sol, caer al filo de las hoces, yacer agavillada en los surcos, bambolearse en los carros gemidores y desbordarse en las eras, crujir bajo los trillos, molerse en la aceña, tostarse en el horno, convertirse en blanquísimas hogazas... “
Y luego llega la cosecha…
"En mi alrededor, tan solo veo oro por todas partes, el color de la cosecha". Paul Claudel.
Desde los frescos egipcios, hasta los cuadros contemporáneos, pasando por los impresionistas y la escuela de Barbizon en el siglo XIX, los pintores siempre han intentado plasmar en sus obras este mágico momento de la cosecha del trigo. Su color dorado glorifica el trabajo humano: ¡Es el oro de la tierra, el oro de la labor! El haz de trigo siempre ha simbolizado prosperidad y felicidad. Como amuleto, se coloca delante de una casa nueva, cuando la carpintería está acabada, o encima de la puerta de la casa.
Mircea Eliade considera el trigo como una planta sagrada, en Historia de los Mitos y de las creencias religiosas.
Entre los símbolos relacionados con la cosecha, recordemos a la propia herramienta empleada, la guadaña que simboliza la muerte.
En la antigua Egipto, esta dimensión sagrada, divina, del trigo tenía un valor resurreccional. Lo encontramos por ejemplo en los bajorrelieves del Templo de Isis en los que se puede observar la momia de Osiris, con un sacerdote espigando el trigo, en símbolo de renacimiento. Se encuentra de nuevo el mismo símbolo en las estatuitas de arcilla de Osiris que contienen granos de trigo y que se colocaban en las tumbas, para garantizar la supervivencia de los muertos en el más allá. Esta estrecha vinculación entre la celebración de las temporadas, la muerte y el renacimiento del dios y la posibilidad de una vida, más allá de la tumba, muestra claramente la estrecha relación que existía entre el trigo y Osiris, el símbolo manifiesto de la resurrección que custodiaba en la religión egipcia.
En la simbología cristiana, el trigo y el pan son símbolos de fecundidad de la tierra, en el Antiguo Testamento [Génesis 27,28; Deuteronomio 8,7-9]. Es el obsequio de Dios, que también puede manifestar su ira, retirándolo, con las malas cosechas por ejemplo. El Nuevo Testamento vincula el fruto de la tierra con un don de Dios a los hombres. Alegóricamente, mediante las parábolas, el trigo representa un don de Dios en el corazón del hombre (la gracia), en particular en la parábola del trigo y la cizaña (Mateo 13,24-25).
En cuanto al pan, siguiendo la tradición de las antiguas religiones, se convierte en el símbolo del don supremo de Dios al hombre: la Vida eterna (Jonás 6), el Cuerpo de Cristo en la Eucaristía: "Luego tomó el pan, dio gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: "Esto es mi Cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía". (Lucas 22,19).
Por el Pan de Vida alcanzamos el acmé de la comunión entre los hombres, con la naturaleza, el Cosmos, para la gloria del Padre, al que estamos unidos por el Cristo, en el Espíritu Santo.
El pan representa de este modo la alimentación física, pero también y sobre todo espiritual, recordemos en ese sentido la multiplicación de los panes, representación de la evangelización por Cristo y más tarde, por los apóstoles o también el Padre Nuestro.
Para crear un vínculo con el judaísmo, recordemos que la ostia que utilizamos para la eucaristía es de pan ácimo o sin levadura.
Antes de conocer los métodos para fermentar la masa de harina de trigo, era muy popular el consumo de pan ácimo.
En el Antiguo Testamento, el Eterno el maná a los Hebreos, mientras cruzan el desierto [Éxodo]. Por ello, este alimento simboliza el pan en la Eucaristía y es un signo de bondad de Dios hacia los hombres. Hoy en día los judíos celebran este episodio bíblico en la Pascua o Pesah, con un ritual que implica no utilizar levaduras. Recordemos también el significado en hebreo de Belem, la “Casa del pan”.
En cuanto a nosotros, el simbolismo del trigo tal vez sea la más bella representación de nuestra vida eterna. Pero no como la imaginamos bajo una forma etérea, sino precisamente aceptando nuestra finitud, crecer, madurar y por fin regresar a la tierra en un estado de putrefacción. Dicha finitud conlleva paradójicamente la promesa de vida eterna.
Si seguimos la metáfora del trigo para nosotros mismos, seguimos el ritmo de las temporadas, respetando y cumpliendo los ciclos de la naturaleza y de la tierra. Tal vez sea esto la vida eterna, no comprendida para si mismo, sino para la humanidad. De lo contrario, ya vemos los cambios climáticos y como afectan y perjudicarán al planeta, generando posiblemente que el hombre desaparezca de la faz de la tierra.

domingo, 21 de septiembre de 2008

ESCUCHA EN EL SILENCIO


«Fijaos bien en la manera como escucháis»


Escucha en silencio. Porque tu corazón está lleno de mil cosas, no puedes escuchar la voz de Dios. Pero desde el momento en que te pones a la escucha de la palabra de Dios en tu corazón pacificado, éste se llena de Dios. Esto requiere muchos sacrificios. Si pensamos, si queremos orar, es necesario prepararnos para ello. Sin darle largas. Aquí no se trata sino de las primeras etapas hacia la oración, pero si no las llevamos a cabo con determinación, jamás llegaremos a la última etapa, la presencia de Dios. Por eso el aprendizaje debe ser perfecto desde el comienzo: ponerse a escuchar a Dios en tu corazón; y en el silencio del corazón Dios habla. Después, de la plenitud de lo que hay en el corazón, la boca está llena para hablar. Aquí se obra la confluencia. En el silencio del corazón, Dios habla, y no tenemos que hacer más que escucharle. Después, una vez que tu corazón entra en la plenitud porque se encuentra lleno de Dios, lleno de amor, lleno de compasión, lleno de fe, tiene la boca de que hablar. Acuérdate, antes de hablar, que es necesario escuchar, y solamente así, desde lo más profundo de un corazón abierto, puedes hablar y Dios te escucha.

Teresa de Calcuta (1910-1997), fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad
No hay amor más grande

jueves, 18 de septiembre de 2008


EL AMOR CURA TANTO
AL QUE LO DA
COMO AL QUE LO RECIBE

EL AMOR


EL AMOR ES COMO EL FUEGO:
SI NO SE ALIENTA Y SE COMUNICA
SE APAGA

JESUS Y LAS MUJERES


Papa Benedicto XVIAudiencia general del 14•02•07
«Lo acompañaban los Doce y algunas mujeres»


Sabemos que entre sus discípulos, Jesús escogió a doce para ser los padres del nuevo Israel, y los escogió para que «estuvieran con él y enviarlos a predicar». Este hecho es evidente, pero, además de los Doce, columnas de la Iglesia, padres del nuevo Pueblo de Dios, escogió también a muchas mujeres para que fueran del número de sus discípulos. No puedo hacer más que evocar brevemente las que se encuentran en el camino del mismo Jesús, desde la profetisa Ana hasta la Samaritana, la Sirofenicia, la mujer que sufría pérdidas de sangre y a la pecadora perdonada. No insistiré sobre los personajes que entran en algunas parábolas vivientes, por ejemplo la del ama de casa que cuece el pan, la que limpia la casa porque pierde la moneda de plata, la de la viuda que importuna al juez. En nuestra reflexión de hoy son más significativas estas mujeres que han jugado un papel activo en el conjunto de la misión de Jesús.


Naturalmente, en primer lugar se piensa en la Virgen María, que por su fe y su colaboración maternal coopera de manera única a la redención hasta el punto que Elisabet pudo proclamarla «bendita entre todas las mujeres», añadiendo: «Dichosa la que ha creído». Hecha discípula de su Hijo, María manifiesta en Caná su absoluta fe en él, y lo siguió hasta la cruz donde recibió de él una misión maternal para con todos los discípulos de todos los tiempos, representados allí por Juan. Detrás de María vienen muchas mujeres, las cuales, a títulos diversos, han ejercido alrededor de la persona de Jesús funciones de diversa responsabilidad. Son ejemplo elocuente de ello las que seguían a Jesús asistiéndole con sus recursos y de las que Lucas nos transmite algunos nombres: María de Magdala, Juana, Susana, y «otras muchas». Seguidamente los Evangelios nos informan que las mujeres, a diferencia de los Doce, no abandonaron a Jesús a la hora de la Pasión. Entre ellas destaca, de manera particular, María de Magdala, la cual, no tan sólo asistió a la Pasión, sino que fue la primera en recibir el testimonio del Resucitado y a anunciarle. Es precisamente a ella a quien santo Tomás de Aquino reserva el calificativo único de «apóstol de los apóstoles», y añadiendo este bello comentario: «Así como una mujer anunció al primer hombre palabras de muerte, así también una mujer anunció a los apóstoles palabras de vida».


(Referencias bíblicas: Mc 3,14-15; Lc 2, 36-38; Jn 4, 1-39; Mt 7, 24-30; Mt 9, 20-22) Lc 7, 36-50; Mt 13, 33; Lc 15, 8-10; Lc 18, 1-18; Lc 1, 42; Lc 1, 45; Jn 2, 25; Jn 19, 25-27; Lc 8, 2-3; Mt 27, 56.61; Mc 15, 40; Jn 20, 1. 11-18)

IGLESIA Y MUNDO


NUESTRA EPOCA HA ENGENDRADO UN DUALISMO SIN PRECEDENTES ENTRE LA IGLESIA Y EL MUNDO, LO SAGRADO Y LO PROFANO, LA RELIGION Y LA VIDA.

ESTE DOLOROSO PROCESO ABRE NUEVAS POSIBILIDADES.
GRACIAS A EL LA CRISTIANIA SE DESPRENDE DE LAS COSTUMBRES PAGANAS Y DE LA ANTIGUA HUMANIDAD NATURAL
CONTRIBUYE A LA ESPIRITUALIZAZIÓN DEL CRISTIANISMO –ASI NACE LA CRISTIANIA-, AL NACIMIENTO DE UNA NUEVA ESPIRITUALIDAD EN EL MUNDO, QUE SOBRE TODO ES VIDA, Y NO COSTUMBRES RUTINARIAS, DOGMAS Y DOCTRINAS.
TODO CUANTO LA IGLESIA INSTITUCION HA COMPORTADO DE
CORRUMPIBLE Y DE FUNESTO EN SU VIDA HISTORICA PROVIENE
DEL HECHO DE QUE LA NATURALEZA HUMANA NO ESTABA NI ILUMINADA POR EL ESPÍRITU NI VERDADERAMENTE CRISTIANIZADA.

EN LA HISTORIA DE SU VIDA, COMO EN LA DEL MUNDO, LA MAYORIA REINA SOBRE LA MINORIA, ES DECIR, LA PARTE MENOS
ESPIRITUAL DE LA HUMANIDAD TIENE PODER Y REINA SOBRE LA MAS ESPIRITUAL.
ESTA INFLUENCIA MALSANA HA COSNTITUIDO UN INMENSO OBSTÁCULO PARA LA PERCEPCIÓN DE LA NATURALEZA DIVINO-HUMANA DE LA IGLESIA Y PARA LA SANTIFICACION DEL PROCESO CREADOR QUE, SIN DUDA, SE CUMPLE EN ELLA.

EL CUERPO MISTICO DE CRISTO ES MUCHO MAS QUE
LA IGLESIA INSTITUCION. FORMA PARTE DEL MISMO LA IGLESIA
TRIUNFANTE –SANTOS, ETC—LA PURGANTE Y LA MILITANTE EN COMUNION PERMANENTE.
POR ESO LA AUTENTICA IGLESIA ES ETERNA.
Y LA TRINIDAD ACTUA EN ELLA.

ARTE


EN LA CREACION ARTISTICA ES DONDE SE REVELA MEJOR EL SENTIDO DEL ACTO CREADOR
EL ARTE ES POR EXCELENCIA LA ESFERA DE LA CREACION
ESTE ELEMENTO CREADOR PUEDE HACERSE SENTIR EN TODAS LAS
ESFERAS DE LA ACTIVIDAD DEL ESPÍRITU.
TODO CREADOR, BIEN SEA EN EL DOMINIO DE LA CIENCIA, DE LA POLITICA, DE LA FILOSOFIA, ETC. ES, EN ALGUN ASPECTO, UN ARTISTA
EL CREADOR DEL UNIVERSO ES EL GRAN ARTISTA.
EL UNIVERSO POSEE UNA GRAN BELLEZA. LA MAXIMA BELLEZA.
CUANDO LA HUMANIDAD VA BIEN EL ARTE DOMINA LA VIDA.
PORQUE LA VIDA ES SOBRE TODO UN ARTE. EL ARTE DE VIVIR.
EN TODO CUANTO DECIMOS, ESCRIBIMOS, HACEMOS, PODEMOS PONER ARTE.
ARTE EN EL VESTIR, EN EL PEINAR, EN NUESTRO TRATO CON LOS DEMAS… EN LA DECORACION DE LA CASA, EL DESPACHO, ETC.
EL ARTE REPRESENTA UNA VICTORIA CONSTANTE SOBRE LA MEDIOCRIDAD.
LA VERDAD, EL BIEN Y LA BELLEZA VAN UNIDOS.
UNA SOCIEDAD SIN ARTE GENUINO ESTA EN DECADENCIA.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Alma del alma

Mariposa -simbolo del espíritu libre-

Oh enamorado, déjate de engaños y enloquece, enloquece,

entra en el fuego, en una mariposa conviértete, conviértete.

Vuélvete extraño hacia ti mismo y derrumba tu casa,

y luego ven y mora con los enamorados en una misma casa,

en una misma casa.

Vete y lava tu pecho siete veces con agua de sus pechos.

Luego, sé para el vino del amor la copa, la copa.

Vuélvete todo alma para que seas digno del que es Alma del alma,

si caminas hacia los ebrios, embriágate, embriágate.

Si tu alma se eleva hasta los cielos con nuestra dulce historia,

aniquílate y, como los enamorados,conviértete tú en fábula, en fábula.

Tus pensamientos vuelan a cualquier sitio y con ellos te arrastran,

oh, déjalos en paz, y en tabla del destino transfórmate, transfórmate.

Pasiones y deseos son una cerradura en nuestros corazones,

conviértete en su llave y en su diente, en su diente.

Durante un tiempo fuiste un simple elemento, y muy animal,

y después alma; conviértete ahora en Alma del alma,

en Alma del alma.

GANAR, GASTAR, AHORRAR, DAR


EL DISCIPULO DE CRISTO HA DE TENER
PERMISO INTERNO PARA GANAR, GASTAR, AHORRAR Y DAR GENEROSAMENTE DINERO A LOS MAS NECESITADOS.
SI NO TIENE PERMISO INTERNO PARA GANAR NO LE IRA BIEN EN LA
VIDA.
SI NO LO TIENE PARA GASTAR VIVIRA CON EXCESIVA AUSTERIDAD
SI NO LO TIENE PARA AHORRAR LO PUEDE PASAR MAL SI
LLEGAN MALOS TIEMPOS.
NO PODRÁ EJERCER SU GENEROSIDAD SI NO TIENE PERMISO INTERNO PARA DAR.
GANAR, GASTAR, AHORRAR Y DAR SE HAN DE EJERCER DE MODO
RESPONSABLE.
LOS CUATRO PERMISOS INTERNOS SON IMPORTANTES Y CUANDO
SE EJERCEN SON SIGNO DE EQUILIBRIO Y MADUREZ.

martes, 16 de septiembre de 2008

LIBERTAD Y FRATERNIDAD


LA LIBERTAD QUE DESTRUYE LA FRATERNIDAD
NO ES LIBERTAD PORQUE ES IRRESPONSABLE
Y NO TIENE EN CUENTA A LOS DEMAS.

EL CAPITALISMO LIBERAL IMPERANTE NO HA
TENIDO EN CUENTA ESTE PRINCIPIO.
SE HABRA DE MODERAR –APROVECHANDO LA CRISIS-
PARA CONTRIBUIR A LA GESTACION DE UN MUNDO
MAS FRATERNO.

lunes, 15 de septiembre de 2008

MUCHACHO, ¡LEVANTATE!


«Muchacho, a ti te digo, ¡levántate!» (Lc 7,14)

Que nadie tenga duda, si es cristiano, que incluso ahora los muertos resucitan. Ciertamente, todo hombre tiene ojos para ver resucitar a los muertos como resucitó el hijo de esta viuda del que nos habla el evangelio. Pero no todos pueden ver resucitar a los hombres que están muertos espiritualmente. Para ello hay que haber resucitado interiormente. Es una obra mayor resucitar a un hombre para vivir para siempre que resucitar a alguien para volver a morir más tarde. La madre de este joven, esta viuda, fue transportada de alegría al ver a su hijo resucitar. Nuestra madre, la Iglesia, se alegra también viendo todos los días la resurrección espiritual de sus hijos. El hijo de la viuda estaba muerto en su cuerpo, pero aquellos estaban muertos en su espíritu. Hubo llanto por la muerte del primero, pero no hubo pena por la muerte invisible de los últimos ya que no se veía esta muerte. El único que no quedaba indiferente era aquel que conocía estos muertos. Sólo él los podía devolver a la vida. En efecto, si el Señor no hubiera venido a resucitar a los muertos, el apóstol Pablo no hubiera dicho: «Levántate, tú que duermes, y Cristo te iluminará.» (Ef 5,14)

San Agustín (354-430) obispo de Hipona y doctor de la IglesiaSermón 98

domingo, 14 de septiembre de 2008

RAZON Y BELLEZA


Sobre la importancia de la experiencia estética de la fe en el anuncio y en la liturgia


Las dos cosas van unidas: la razón, la precisión, la honradez de la reflexión sobre la verdad, y la belleza. El Logos creador no es sólo un logos técnico; es amplio, es un logos que es amor y, por tanto, puede expresarse en la belleza y en el bien. Ya he dicho en otra ocasión que, para mí, el arte y los santos son la mayor apología de nuestra fe. Al contemplar las bellezas creadas por la fe, constatamos que son sencillamente la prueba viva de la fe. Todas las grandes obras de arte son un signo luminoso de Dios y, por ello, una epifanía. La gran música que nació en la Iglesia sirve para hacer audible y perceptible la verdad de nuestra fe. Donde nacen obras de este tipo, está la Verdad. Sin una intuición que descubre el verdadero centro creador del mundo, no puede nacer esa belleza.


Cuando discutimos sobre la racionalidad de la fe, discutimos precisamente del hecho de que la razón no acaba en el positivismo. Nosotros luchamos para que se amplíe la razón y, por tanto, para una razón que esté abierta también a la belleza, de modo que no deba dejarla aparte como algo diverso e irracional. El arte cristiano es un arte racional, es expresión artística de una razón muy amplia, en la que el corazón y la razón se encuentran. A mi parecer, esto es, de algún modo, la prueba de la verdad del cristianismo.

BENEDICTO XVI

viernes, 12 de septiembre de 2008

DOS LIBROS MUY INTERESANTES



Dostoievski. Filosofia, novela y experiencia religiosa.

Autor......................... Luigi Pareyson

Editorial.................... Encuentro

Páginas.................... 295


Doctorado con sólo veintiún años en la universidad de Turín, Luigi Pareyson pronto se hizo notar ante los pensadores más importantes de su tiempo (Giovanni Gentile, entre ellos). Habiendo seguido algunos cursos de Jaspers en Alemania, Pareyson siempre se moverá en la línea de un pensamiento existencialista y personalista de raíces cristianas; al tiempo, profundizará también en el idealismo alemán (Fichte y, principalmente, Schelling). Las reflexiones de Luigi Pareyson se centrarán fundamentalmente en el problema del mal y la libertad. Pascal, Kierkegaard y Dostoievski son las principales fuentes que inspiran tales reflexiones; en ellas, ocupa un lugar central la obra que comentamos (añadamos a ello que Dostoievski es el autor al que apunta la principal obra de Pareyson: Ontología de la libertad).
Quizá la obra más importante que sobre Dostoievski se haya escrito, sea la de Berdiaev (El espíritu de Dostoievski); así lo reconoce Pareyson: “En Dostoievski necesitamos buscar no sólo una “psicología”…sino principalmente lo que Berdiev llama “pneumatología”, un modo de estudiar la realidad espiritual del hombre, su destino trágico, su naturaleza ambigua y enigmática, su posibilidad de hacer tantoi el bien como el mal, su potencial de destrucción y muerte y su esperanza de resurrección y de vida” (pág. 223).
Frente a la pretensión del naturalismo positivista de explicar la naturaleza humana por la sola naturaleza, Dostoievski nos mostrará el carácter irreducible del hombre: el monismo naturalista es quebrado por la libertad, la más radical y absoluta libertad del hombre, potencialmente capaz de todo, incluso de volver al hombre contra sí mismo. Ninguna ciencia imaginable dará nunca razón de ello. Sin su enigmática libertad, el hombre resulta incomprensible; con ella, deviene misterio y digno de respeto y amor. De piedad también, una piedad-perdón que sólo Dios puede obsequiarle.
Por su libertad, tiende cada hombre a convertirse Dios, a ensoberbecerse, a aislarse, a separarse, a experimentarse y a sentirse sólo a sí mismo. Principio de negación: tal es el mal. Atravesando la experiencia del mal, puede revelársele al hombre el bien y la necesidad de salvación. Sin embargo, advierte Pareyson, no hallaremos en Dostoievski inclinación alguna al gnosticismo, al dualismo maniqueo (el mal y el bien luchando eternamente sin salvación última posible).
Las fuentes del ser, de la vida se han secado: tal es el significado del nihilismo moderno. Sin embargo, Dostoievski afirmará una y otra vez “el restablecimiento del ser finito en su contacto vivificante con el ser. Se restituye la presencia del absoluto en el ser finito… el hombre enraíza en el ser y adquiere estabilidad ontológica. Este es el significado profundo del amor, del perdón y de la alegría” (pág. 122).
La experiencia de la propia libertad rompe el hechizo del naturalismo monista y positivista; sin embargo, siendo el amor y el perdón la única posibilidad de vida para el hombre, aquella experiencia no será para Dostoievski la más originaria y fundamental: “Existe una más originaria y profunda: la experiencia de Dios, experiencia suprema que contiene e ilumina en sí misma todas las otras y por eso mismo es la verdaderamente decisiva para el destino del hombre” (pág. 195).
“El sufrimiento es uno de los temas fundamentales de Dostoievski” (pág. 239): a este tema del sufrimiento está dedicado el último capítulo del libro (“El sufrimiento inútil”). Se trata quizá de la parte más densa y ardua del libro; también – a nuestro entender- de un capítulo en el que el autor expone sus más personales meditaciones, delicadas y cargadas de seriedad, pero de difícil aceptación para la fe sencilla. En cualquier caso, ante el sufrimiento parece como si la razón corriera el riesgo de perderse en un laberinto que, finalmente, bien pudiera conducir al enmudecimiento.
Libro éste de lectura recomendada para mentes desasosegadas e insatisfechas. Si el positivismo contemporáneo pretende la satisfacción de la mente con los hechos y nada más que los hechos, para finalmente acabar diciendo con Renan: “Al final la verdad era algo triste”, la voz profética de Dostoievski clama una y otra vez que el Amor -y por ende la alegría- ha de redimirnos.


El espíritu de Dostoyevski
Nikolay Berdiaev.
Editorial Nuevo Inicio. Granada.


Este libro, es el fruto de años de confrontación entre la obra literaria de Dostoyevski y la experiencia vital de uno de los más interesantes (y más desconocidos) pensadores cristianos del siglo XX. Un ensayo que tomó forma definitiva en un momento clave de la historia europea, a partir de las conferencias que impartió Berdiaev al principio de los años veinte del siglo pasado en la Moscú soviética. Sin embargo, es un libro cuya desbordante actualidad se nutre sobre todo de la imperecedera verdad acerca de la naturaleza humana encarnada genialmente en los personajes de las obras de Dostoyevski y compartida magistralmente por Berdiaev. Este libro refleja el camino por el cual el escritor guió al filósofo. Es un excepcional itinerario a través del corazón humano.

jueves, 11 de septiembre de 2008

LA VELA

Delante de un cuadro precioso de la Virgen María tengo una vela encendida. Cada día. Todos los días. Antes de que se consuma del todo enciendo la siguiente.

Cuando algunos vienen a mi casa y la ven no dejan de pensar que soy un creyente mojigato y algo supersticioso.

Así como en el exterior tengo una luz, del mismo modo deseo tenerla en mi interior. Una luz, que con la ayuda del Cielo, ilumine mi vida. Para que pueda ver claro en momentos difíciles en los que tengo que tomar decisiones importantes y delicadas.

Para que ilumine y de calor a mi parte femenina, que tanto descuido alumbrar nuestra cultura. Y así pueda comprender mejor a mis hermanas del otro sexo. Y pueda relacionarme con ellas mejor.

Para que esa luz me recuerde que tan sólo de una Virgen, de un estado virginal -puro- en mí interior puede nacer mi Cristo interno e ir creciendo hasta abarcar todo mi ser, toda mi vida...

Esa luz, en mi interior, la necesito para poder comprender, poder respetar, poder ser tolerante, y así saber perdonar... Y así poder amar.

Y del mismo modo que ha de estar constantemente encendida en el exterior quiero que no se apague en mi interior.

Cristo dijo: EGO SUN LUX... Y deseo que la luz esté dentro de mí...

Luz... ilumina mi frente

Calienta mi corazón...

Fortalece mi voluntad

Dame fuerza para hacer el bien, buscar la verdad

y saber ver la belleza...

Dios mío, dame luz...más luz....

José Antonio Sha

EL VALOR DIVINO DE LO HUMANO


EL VIVIR UNA ESPIRITUALIDAD NO SIGNIFICA

QUE DEJEMOS DE SER HUMANOS.

CRISTO NOS DA LA PAUTA.

EL SE "CABREO" EN EL TEMPLO CUANDO

LÁTIGO EN MANO EXPULSO A LOS MERCADERES.

LLORO CUANDO LE COMUNICARON

EL FALLECIMIENTO DE LAZARO.

BEBIO Y COMIO BIEN EN LAS BODAS DE CANA.

ETC.

EL DISCIPULO DE CRISTO ES MUY HUMANO

LAS DIEZ PERSONAS MAS BUSCADAS


1.-La que tiene sonrisa agradable y sincera.

2.-La que puede ver sus propios errores antes que los errores de los demás.

3.-La que da su tiempo y talento sin intereses recíprocos.

4.-La que se entrega totalmente a un proyecto y le atribuye a sus colaboradores.

5.-La que está dispuesta a decir: "Me equivoqué, discúlpame".

6.-La que puede hacer frente a la tentación y decir "no".

7.-La que se ocupa de sus hijos en vez de otras personas.

8.-La que comienza el día positivamente.

9.-La que da ejemplo en vez de buscarlo en los demás.

10.-La que prefiere ayudar antes de ser ayudada.

Si tu encuentras estas personas dentro de tu misma persona, entonces todo podrá ser mejor para ti, tu familia y los que te rodean.

APRENDE A COMUNICARTE


Una buena comunicación puede hacer la diferencia entre una vida feliz o una vida llena de problemas.La comunicación es indispensable para procurar y mantener las buenas relaciones en todos los ámbitos de nuestra vida, particularmente en la familia, el trabajo y con las personas más cercanas a nosotros.


Aún así enfrentamos desacuerdos y discusiones sin sentido, provocando -en ocasiones- una ruptura en las relaciones con los demás. Entender y hacerse comprender, es un arte que facilita la convivencia y la armonía en todo lugar.Con facilidad podemos perder de vista que la comunicación entra en el campo de los valores. Precisamente cuando hay problemas de comunicación en el trabajo, con la pareja, con los hijos o con los amigos se comienza a apreciar que una buena comunicación puede hacer la diferencia entre una vida feliz o una vida llena de problemas.


El valor de la comunicación nos ayuda a intercambiar de forma efectiva pensamientos, ideas y sentimientos con las personas que nos rodean, en un ambiente de cordialidad y buscando el enriquecimiento personal de ambas partes.No todas las personas con una magnífica y agradable conversación poseen la capacidad de comunicarse eficazmente, en muchos de los casos transmiten anécdotas y conocimientos producto de la experiencia, la información y las vivencias que han tenido, pero con el defecto de no dar la oportunidad a que otros se expresen y compartan sus puntos de vista. En si, esto no es malo, pero se debe tener cuidado de no caer en excesos.


Queda claro que comunicar no significa decir, expresar o emitir mensajes (para eso están los medios de información), por el contrario, al entablar un diálogo con los demás, tenemos la oportunidad de conocer su carácter y manera de pensar, sus preferencias y necesidades, aprendemos de su experiencia, compartimos gustos y aficiones... en otras palabras: conocemos a las personas y desarrollamos nuestra capacidad de comprensión. Sólo así estaremos en condiciones de servir al enriquecimiento personal de quienes nos rodean.


La buena comunicación tiene algunas características que todos conocemos: escuchar con atención, no acaparar la palabra, evitar interrumpir, utilizar un lenguaje propio y moderado, lo cual demuestra educación y trato delicado hacia las personas. Pero este valor tiene elementos fundamentales e indispensables para lograr una verdadera comunicación:- Interés por la persona. Cuántas veces nuestra atención total está reservada para unas cuantas personas, nos mostramos atentos y ávidos de escuchar cada una de sus palabras.


Por otra parte, los menos afortunados se ven discriminados porque consideramos su charla como superficial, de poco interés o de mínima importancia. Pensemos en los subordinados, los hijos o los alumnos ¿Realmente nos interesamos por sus cosas, sus problemas y conversaciones?Toda persona que se acerca a nosotros considera que tiene algo importante que decirnos: para expresar una idea, tener una cortesía o hacer el momento más agradable; participarnos de sus sentimientos y preocupaciones; solicitar nuestro consejo y ayuda...-


Saber preguntar. A pesar del esfuerzo por expresar las cosas con claridad no siempre se toman en el sentido correcto (y no hablamos de malas intenciones o indisposición) Recordemos con una sonrisa en los labios, como después de una breve discusión llegamos al consenso de estar hablando de lo mismo pero en diferentes términos. Las causas son diversas: falta de conocimiento y convivencia con las personas, distracción, cansancio...El punto es no quedarnos con la duda, aclarar aquello que nos parece incorrecto, equivocado o agresivo para evitar conflictos incómodos e inútiles que sólo dejan resentimientos.-


Aprender a ceder. Existen personas obstinadas en pensar que poseen la mejor opinión debido a su experiencia, estatus o conocimientos; de antemano están dispuestos a convencer, u obligar si es necesario, a que las personas se identifiquen con su modo de pensar y de parecer, restando valor a la opinión y juicio de los demás. No es extraño en ellos la inconformidad, la crítica y el despotismo, inmersos en conflictos, críticas y finalmente convertidos en las últimas personas con quien se desea tratar.La comunicación efectiva es comprensiva, condescendiente y conciliadora para obtener los mejores frutos y estrechar las relaciones interpersonales.-


Sinceridad ante todo. Expresar lo que pensamos, sobre todo si sabemos que es lo correcto (en temas que afecten a la moral, las buenas costumbres y los hábitos), no debe detenernos para mostrar desacuerdo, superando el temor a quedar mal con un grupo y a la postre vernos relegados. Tampoco es justificable callar para no herir a alguien (al compañero que hace mal su trabajo; al hijo que carece de facultades para el deporte pero tiene habilidad para la pintura; etc.), si deseamos el bien de los demás, procuraremos decir las cosas con delicadeza y claridad para que descubran y entiendan nuestra rectitud de intención.Siempre será importante dar a los demás un consejo y criterio recto, de otra forma continuarán cometiendo los mismos errores o haciendo esfuerzos inútiles para lograr objetivos fuera de su alcance, si actúan así se debe, tal vez, a que nadie se ha interesado en su mejora y bienestar.Además de los elementos esenciales, es preciso cuidar otros pequeños detalles que nos ayudarán a perfeccionar y a hacer más eficaz nuestra comunicación:-


Comprende los sentimientos de los demás. Evita hacer burlas, criticas o comentarios jocosos respecto a lo que expresan, si es necesario corrige, pero nunca los hagas sentir mal.- No interpretes equivocadamente los gestos, movimientos o entonación con que se dicen las cosas, hay personas que hacen demasiado énfasis al hablar. Primero pregunta y aclara antes de formarte un juicio equivocado- Observa el estado de ánimo de las personas cuando se acercan a ti. Todos nos expresamos diferente cuando estamos exaltados o tristes. Así sabrás qué decir y cómo actuar evitando malos entendidos.-


En tus conversaciones incluye temas interesantes, que sirvan para formar criterio o ayudar a mejorar a las personas. Las pláticas superficiales cansan.- Aprende a ser cortés. Si no tienes tiempo para atender a las personas, acuerda otro momento para charlar. Es de muy mal gusto mostrar prisa por terminar.No existe medio más eficaz para hacer amistades, elegir a la pareja y estrechar los lazos familiares, profesionales y de amistad. Todos deseamos vivir en armonía, por eso, este es el momento de reflexionar y decidirse a dar un nuevo rumbo hacia una mejor comunicación con quienes nos rodean.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

DEL SUFRIMIENTO A LA PAZ



''Con las piedras que encuentres en el camino, se delicado y levántalas. Si no la puedes cargar a los hombros como hermanas, al menos déjalas atrás como amigas''
Solo los amados aman. Los que sufren hacen sufrir.Los fracasados necesitan molestar y lanzan dardos contra los que triunfan.Los resentidos inundan de resentimiento su entorno vital.
Solo se sienten felices cuando pueden constatar que todo anda mal.Haremos felices a los demás en la medida en que nosotros lo seamos.La única manera de amar realmente al prójimo es reconciliarnos con nosotros mismos, aceptándonos y amándonos serenamente.
Salvarse significa soltar las energías almacenadas en el interior y darle curso libre para el servicio de los demás.Significa lograr plena seguridad y ausencia de temor e ir avanzando lenta pero firmemente desde la esclavitud hacia la libertad.
El arte de vivir consistirá en una progresiva superación del sufrimiento humano y por este camino a una paulatina conquista de la tranquilidad de la mente, la serenidad de los nervios y la paz del alma.
Cuando decimos paciencia queremos significar esfuerzo, orden y dedicación en la relajación y meditación.Allá en las ultimas unidades vivientes llamadas genes trae el hombre escritas las tendencias fundamentales que conforman su personalidad: inclinaciones hacia la sensibilidad, sensualidad, timidez, impaciencia, generosidad, nobleza, mezquindad... son los códigos genéticos.

Esta estructura no cambia son los códigos genéticos, pero podemos mejorarla como también empeorar.Poder MentalLas cosas existen en la medida en que existe mi mente.El dominio mental es un poder incomparable y la llave del reino de la serenidad. Todo lo que resistimos mentalmente se transforma en nuestro enemigo.

Las realidades entorno tuyo, son tal como son y si tu las dejas ser como son todas ellas serian tus amigas. O sea que en nuestras manos están las llaves de oro que pueden transformar los males en bienes y los enemigos en amigos.La primera llave de oro consiste en contemplar y apreciar los lados positivos de las personas y las cosas.Los imposibles hay que dejarlos.Mira hacia delante y cada mañana comienza a vivir de nuevo con esperanza. Deja que las cosas sean como son. Ahorra tu energía mental, descansa, fortalécete para las cosas que realmente valen la pena.

El sabio sabe que no se puede ser completamente feliz, completamente perfecto, que en la vida deberán alternarse triunfo y fracasos, alegrías y penas. Por eso el hombre sabio no se asusta ante las emergencias imprevisibles. Apenas sufre.La sabiduría consiste en aceptar con paz el hecho de que podamos muy poco debido a nuestro constitución genética y al ambiente a donde fuimos creciendo, la educación, etc. Y en poner nuestra acción y toda nuestra capacidad de entusiasmo para rendir al máximo de acuerdo a nuestras posibilidades.

La gente no cambia, pero puede mejorar. Los códigos genéticos lo acompañaran hasta la sepultura.

Deja que las cosas sean como son y dentro de tus posibilidades perfecciónate.
La gente sufre ansiando ser de otra manera y se desespera al comprobar que no lo puede conseguir. Es ahora de mirarte a ti mismo con benevolencia y ternura, hasta convertirte en un gran amigo de ti mismo.

Acéptate, no como te gustaría ser, sino como realmente eres y así terminaras siendo como debes ser.No te irrites ni te deprimas por nada, no te avergüences por nada. Solo necesitas de tu comprensión, de tu aceptación, de tu cariño.En el transcurso de la vida nunca faltará la atención porque los desafíos están siempre a la puerta. Y no siempre sus efectos serán dañinos. En grados benignos, la atención también puede ser motor de lucha y éxito, condición y causa de progreso, energía saludable y vital.Ante una misma situación pueden darse reacciones contrarias: Un sujeto las contempla con amenaza, otro como desafió y un tercero como aventura atractiva y aun fascinante.No hay antídoto más poderoso para vencer toda angustia que el abandono, quien la tenga encontrará la liberación.
La angustia no es otra cosa que la tensión del sistema nervioso; un sistema nervioso relajado no conoce la angustia.Todos los ejercicios de silenciamiento y relajación ayudarán de una manera eficaz a mitigar la ansiedad.La DepresiónHay individuos que ni las enfermedades más graves, ni los más terribles detonantes ambientales les causan ni el más pequeño disturbio depresivo.Hay otras personas que solo son presa de una pasajera melancolía cuando se produce en sus vidas algún acontecimiento desgarrador.Otras en cambio han nacido tan propensas que basta un pequeño acontecimiento adverso para que sean arrastradas a la fosa depresiva.
Todas las investigaciones apuntan a que existe una intima relación entre la crisis de depresión y la constitución endocrina, y que según el funcionamiento glandular hay personas nada propensas, poco propensas o muy propensas a los accesos depresivos.La depresión se cura.Cuando sientas nubes negras sobre tu alma defiéndete contra ellas. Debes reaccionar dinámicamente, sacando energías y entusiasmos de la misma debilidad. Tu interior esta lleno de energías, pero ellas están dormidas.Debes echar manos de técnicas de autosugestión: Al despertar dirás ''Hoy será un día maravilloso'', veras todas las cosas bellas que te rodean y te llenarás de ellas.Marcha hacia La LibertadToda atención es un esfuerzo y todo esfuerzo es un quema de energías, esta quema puede ser útil o inútil.Si la atención se canaliza para el logro de un gran propósito, es un esfuerzo positivo. Lo lamentable es cuando la energía es desperdiciada inútilmente porque puede ser nocivo.
Así nos encontramos con personas que viven día y noche en un tenso estado general, con el rostro crispado y la musculatura contraída, circunstancias ideales para que se produzcan los estados obsesivos y angustiosos, haciendo de ella un ser impotente e infeliz.Al quemar tantas energías, el cerebro tiene que acelerar la producción, con lo que se produce la fatiga mental, que en otras palabras no es más que debilidad mental, terreno apto para la ansiedad y la depresión.
Concentración y AutocontrolNuestra atención, la loca de la casa, reclama por mil estímulos interiores y exteriores danzando al son de todos los ruidos y de todas las luces, incapaz de concentrarse unos segundos en un punto fijo.La esencia de la concentración consiste en hacer lo que estamos haciendo, el estar yo presente en lo que hago. Haz lo que debes y está en lo que haces.
Lo importante es pues establecer una buena relación entre nuestra atención y nuestros actos.Se trata de estar atento a una sola cosa a la vez.Trata de concentrarte en algo con detenimiento como si fuera la única cosa que existe en el mundo.
Ignacio Larrañaga

PLENITUD ESPIRITUAL


El Espíritu es el que opera nuestra transformación. Recibimos ese Espíritu en el bautismo (1 Co, 12,12), pero podemos conquistarlo (Ef. 4,30) y podemos apagarlo (1 Tes. 5,19)
Podemos también entusiasmarnos con los dones y descubrir el crecimiento en madurez.Nuestra lucha no es tanto contra los enemigos materiales cuanto contra malas posiciones y malos espíritus.
Por esto debemos revestirnos de las armas de Dios.
Estas armas son: la coraza de la fe y de la caridad, casco de la esperanza, el cinturón de la verdad, la coraza de la justicia, el calzado del celo por el evangelio de la paz, el escudo de la fe, el casco de la salvación, la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios.Debemos despojarnos de las obras de las tinieblas, para revestirnos de la armadura de la Luz, que equivale a revestirnos de Jesús (Rom. 13,12-14)Se requiere siempre de nuestro esfuerzo para despojarnos del hombre viejo que se corrompe siguiendo la seducción de la concupiscencias y para revestirnos del hombre nuevo creado según Dios en la justicia y santidad verdaderas (Ef. 4,22-24)
Se requiere de nuestra voluntad para revestirnos de entrañas de misericordia, bondad, humildad, mansedumbre, paciencia, soportándonos unos a otros y perdonándonos mutuamente...
Sobre todo debemos revestirnos de amor, que es lo que nos une y completa todas las cosas (Col 3,12-14)
Este revestirnos de Cristo, aún de sus sentimientos más íntimos es lo que nos transforma, haciéndonos más y más como Cristo, reflejando en nosotros la gloria del Señor.
Hay colaboración nuestra, como hemos visto, pero sobre todo hay una acción del Espíritu de Jesús (2 Co 3,18)Los Frutos del EspírituLo que el hombre siembra, esto también cosechará. Si uno siembra lo que le agrada a la propia naturaleza, esa misma naturaleza le dará una cosecha de muerte. Pero si siembra lo que le agrada al Espíritu, el Espíritu le dará una cosecha de vida eterna.Vivan según el Espíritu que su cosecha o fruto es amor, alegría, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. (Gal. 5,16. 22-23)Si la fuente de nuestra vida es el Espíritu, debemos dejar que el Espíritu nos guíe entonces aparecerán estos frutos que sobrepasan nuestras fuerzas.Los nueve frutos del Espíritu Santo mencionados en la carta de Gal. 3,3 pueden distribuirse en tres grupos: los que nos refieren a Dios, los que nos refieren a nuestros hermanos, los que nos refieren a nosotros principalmente.1- Amor, paciencia y benignidad: Se refieren a nuestras relaciones con el prójimo.Amor: Se trata del amor que Jesús nos encomendó en la última cena: ‘‘Un mandamiento nuevo les doy a ustedes, que se amen unos a otros como yo los he amado’’Paciencia: Es una cualidad del amor cuando se enfrenta con una persona o cosa que lo hace sufrir.Benignidad: Es otra cualidad del amor y equivale a suavidad. Necesitamos esta suavidad fuerte en el trato con nuestros hermanos cuando Dios quiere actuar a través de nosotros para llevarlos a la virtud. La benignidad desarma al agresivo.2- Bondad, fe y humildad: Se refiere a nuestra relación con Dios.Bondad: Es la cualidad de estar lleno de bien, sin sombras del mal.‘‘El hombre bueno, saca cosas buenas de su corazón’’Fidelidad: Cualidad de cumplir lo prometido y de responder a lo que se espera de nosotros. La fidelidad de Dios es el fundamento de nuestra fe confiada. El Espíritu nos santifica en la fidelidad.Mansedumbre o Humildad: El humilde se acepta como es, en su pequeñez ante Dios.Un espíritu de mansedumbre y tranquilidad es de mucho aprecio a los ojos de Dios. (1 Pe. 3, 3-4)3- Alegría, paz y dominio propio: Estos tres frutos adornan al cristiano en sus relaciones con Dios y con los demás, pero se refieren más a uno mismo.Alegría: También se llama gozo, ya que no se trata de una alegría pasajera, sino de un sentido profundo de felicidad.(Mt. 5,12, Jn. 16,22, Lc. 15, 10, Jn. 15, 11; 17,13; Hech. 8,8; 13,52)Paz: El concepto de paz encierra la satisfacción de todas las aspiraciones humanas, la completa felicidad. Jesús ofrece esa felicidad en él. (Jn. 16,33)Dominio Propio: Se refiere al autocontrol y disciplina que necesita el cristiano para dominar los movimientos desordenados de sus instintos, sus sentimientos y pensamientos.
Los frutos del Espíritu Santo son manifestaciones de una plenitud de Jesús en nosotros, en esto conocemos que permanecemos en él y él en nosotros; en que nos ha dado su Espíritu.Estos frutos pertenecen a la satisfacción del cristiano a la acción de Dios que lo acerca a sí y transforma en imagen de su Hijo Divino.
Carlos Aldunate

EL ABRAZO


Necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantenimiento y doce para crecer.

Abrazar es saludable.

Ayuda al sistema inmunológico del cuerpo, te mantiene con mejor salud, ayuda a curar la depresión, reduce el estrés, induce al sueño, es vigorizador, rejuvenecedor, no tiene efectos secundarios desagradables, y abrazar es nada menos que casi una droga milagrosa.



Abrazar es totalmente natural.

Es orgánico, naturalmente dulce, sin conservantes, sin pesticidas, sin ingredientes artificiales y es 100% puro.

Abrazar es prácticamente perfecto.


No tiene piezas móviles, no usa baterías que se agoten, no necesita chequeos periódicos, consume poca energía, produce gran energía, es a prueba de inflación, no engorda, no requiere pagos mensuales, no requiere seguros, es a prueba de robo, no paga impuestos, no contamina, y por supuesto es...
Totalmente reciclable.

¡¡ABRAZA Y DEJATE ABRAZAR!!

martes, 9 de septiembre de 2008

SOLIDARIDAD


Se dice que la verdadera solidaridad no espera nada a cambio. Pero el auténtico beneficio para quien la ofrece, no es una ganancia material, sino un bien para su yo interior, al recibir una paz y felicidad personal increíble. Para mi no es dar aquello que nos sobra, sino aquello que tenemos, es sumar manos para que el esfuerzo sea compartido y la alegría del dar sin esperar nada a cambio. La solidaridad es la virtud que nos ayuda a ir más allá de nuestros límites personales, y es ahí donde reside la satisfacción que raramente encontraríamos en nuestro pequeño territorio individual. Sin generosidad no hay vida, por eso cultivar esa actitud es una de las formas más efectivas de mejorar el entorno. Las sociedades nómadas, poseen mucho menos, apenas lo indispensable, pero comparten mucho más. Resulta contradictorio pero en la sociedad consumista en la que vivimos cuantos más bienes tenemos, más miedo nos da perderlos. El sentido de propiedad nos vuelve materialistas y egoístas. Nos aferramos a lo que tenemos y como los niños que aprenden la palabra mío, ponemos límites y barreras para defender nuestras posesiones. Luchamos así por mantener unos castillos de arena que tarde o temprano acabarán desmoronados por el mar. El miedo a perder lo que poseemos está firmemente arraigado en nuestro interior. Tememos que si nos mostramos demasiado abiertos los demás invadirán nuestra intimidad, podrán controlarnos o lastimarnos. Nos atemoriza dar lo que es importante o útil para nosotros porque significa renunciar a algo propio, y esto crea temor, e incertidumbre. Las enormes injusticias sociales dividen nuestro mundo en un Norte, rico y poderoso, y un Sur empobrecido y dominante. Estas injusticias hacen también que en el Norte exista un "sur" pobre y marginado. El rechazo hacia los colectivos que viven en el "sur del Norte" (inmigrantes, indigentes, gitanos...) se convierte a menudo en racismo. Por eso hay que ayudar a fomentar en nuestra sociedad la solidaridad, la tolerancia y la cooperación. El ayudar a los damnificados de las inundaciones de Bangladesh , cuidar enfermos, colaborar en una ONG ,apadrinar a un niño, ayudar a un anciano son diferentes ejemplos de solidaridad. Siendo generosos no sólo nos sentimos mejor, sino que también contribuimos a que otras personas puedan disfrutar de bienes que no poseen, cosas que como el agua, se deterioran si se estancan. Podemos crear un mundo más humano y más feliz con pequeños gestos teniendo una conciencia menos materialista y más generosa con los demás seres vivos. Esto genera una corriente de amor. Defendiendo nuestro territorio en realidad no ganamos, pues está comprobado que las personas avaras y muy cerradas sufren más. Practicar la generosidad , la actitud de compartir con los demás siendo solidarios crea abundancia alrededor, pues lo que se da y comparte en vez de menguar florece en la propia vida.

¡¡AYUDAME SEÑOR!!


Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.Si me das fortuna, no me quites la razón.Si me das éxito, no me quites la humildad.Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla.no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.
Enséñame a querer a la gente como a mí mismo y a no juzgarme como a los demás. No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso.
Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza.
Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso.Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente me ofende, dame valor para perdonar.
¡Señor... muchas veces me olvido de ti y se que tu nunca te olvidas de mi!
Perdóname como yo perdono a los demás y a mi mismo.

BUSCA EL GRIAL




BUSCA EL GRIAL

*****
La Sabiduría que nos acompaña
*****

En todas las épocas de la Historia, y antes de ésta, el Hombre ha conocido y ha vivido unido a la Sabiduria que da vida al Universo. Siempre hubo caminos diversos para vivir en armonía con la
Naturaleza y con la Divinidad,
Creador y creación. El Hombre lo sabía,
lo ha sabido siempre,
pero en los
Últimos
siglos, el
Olvido ha
conducido a la
civilización a un
camino de difícil
retorno.
Necesitamos
una nueva
ilusión, una
nueva esperanza
para la conquista
del Grial perdido.
Siempre lo hemos tenido
ante nosotros, pero no hemos
querido verlo. Demasiadas cosas
nos han entretenido, pero ya no hay
más tiempo que perder. El siempre
ha estado ahí, es el Espíritu Santo, y es la Eterna Sabiduría que nos acompaña.
Está mucho más activo tras la muerte, resurrección, y ascensión de Cristo.
El espíritu sopla donde quiere, cuando quiere y como quiere.
Con tu humildad, y oración, la GRACIA DIVINA, “soplara” en tu corazón.
Ten las velas desplegadas. En el silencio El se
te revelará.

EL GOZO DEL DON


Beata Teresa de Calcuta (1910-1997), fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad.
«Pasó la noche orando a Dios. Al llegar el día, llamó a sus discípulos y escogió a doce de entre ellos»
Tenemos necesidad de encontrar a Dios, y no le vamos a encontrar ni en la agitación ni en medio del ruido. Dios es amigo del silencio. ¡En medio de qué silencio crecen los árboles, las flores y la hierba! ¡Y en medio de qué silencio de mueven las estrellas, la luna y el sol! Nuestra misión ¿no es dar a Dios a los pobres de las barracas? Pero no un Dios muerto, sino al Dios vivo y amante. Cuanto más recibamos en la oración silenciosa, más podremos dar en nuestra vida activa. Tenemos necesidad de silencio para ser capaces de llegar a las almas. Lo esencial no es lo que decimos, sino lo que Dios nos dice y dice a través nuestro. Todas nuestras palabras serán vanas en tanto que no vendrán de lo más íntimo; las palabras que no transmiten la luz de Cristo, no sirven más que para aumentar las tinieblas. Nuestro progreso en la santidad depende de Dios y de nosotros mismos, de la gracia de Dios y de nuestra voluntad de ser santos. Nos hace tomar en serio el compromiso vital de llegar a la santidad. «Quiero ser santo» significa: Quiero desligarme de todo lo que no es Dios, quiero despojar mi corazón de todas las cosas creadas, quiero vivir en la pobreza y en el desprendimiento, quiero renunciar a mi voluntad, a mis inclinaciones, a mis caprichos y gustos, y hacerme el servidor dócil de la voluntad de Dios.

lunes, 8 de septiembre de 2008

EL CRIMEN DEL ABORTO


No existe en nuestra civilización, para creyentes o no, un derecho a matar, y menos uno que obligue al Estado o a los particulares a proveer los medios para ejercerlo. La ley natural universal, la Constitución, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos del Niño, el derecho positivo con jerarquía constitucional, la jurisprudencia, la doctrina y el fallo reciente de la Corte Suprema, que afirma que el derecho a la vida es el primero, reconocen que todo ser humano es tal desde su concepción. Nociones elementales de derecho son suficientes para aprehender estas claridades.
En ese mismo instante de la concepción hay un nuevo ser humano; lo confirma categóricamente la biología. Esgrimir una ley o argumentos antinatura encubre la pretensión de regular el procedimiento para eliminar la vida de un ser humano, sentenciando a muerte a la más inocente, pura e indefensa de las criaturas: el niño por nacer. Triste ausencia pedagógica de los valores, degradación de la mujer, ignorancia del pudor.
La persona A, embarazada, mayor de edad o adolescente, sana o discapacitada, haya consentido o no la relación sexual, repudia su preñez. ¿Las deplorables situaciones que la afligen quedarían resueltas satisfactoriamente si elimináramos a B, su hijo, del mismo seno materno? B es un nuevo ser humano, pleno, creado a imagen y semejanza de Dios, único, distinto del padre y de la madre, insustituible, independiente de A, inocente supremo, ajeno a toda posible culpabilidad, pero, además, un inerme absoluto.
¿Honraremos el honor mancillado en A aniquilando a B, su hijo, y así resolvemos el drama de las muertes por abortos torpes o clandestinos? Si B fuera un minusválido congénito o tuviera el síndrome de Down, sería aún más indefenso. ¿Sería ésta una razón adicional para matarlo? Y si la madre corriera peligro al dar a luz, ¿resolveríamos el dilema exterminando al hijo y aduciendo legítima defensa? ¿Defensa contra qué supuesta culpa de qué supuesto agresor, aún nonato? Hipócrates le recordará al médico su juramento y sentenciará: "Intente salvar a ambos".
En el tope de la escala de los derechos humanos está el más vulnerable: el de nacer. Es inadmisible poner los derechos de los delincuentes por encima de los de las víctimas. No abundamos en este razonamiento para no ofender el sentido común y la inteligencia del lector. El proceder reciente en un hospital de Mar del Plata, que no dio cabida al rechazo de un padre, en ejercicio de la patria potestad, al aborto de su hija discapacitada, el ahora vetado protocolo de La Pampa, regulatorio de abortos no punibles, y la resolución de tribunales entrerrianos que otorgaron verdaderas licencias para matar son botones de muestra de la certera premeditación y alevosía presentes en los infanticidas.
La sola preocupación implícita de esa gente, émulos de Herodes potenciados ahora en ferocidad, es cuidarse de que los verdugos maten con higiene, usando barbijo y bisturí esterilizado. No interesan los miles y miles de abatidos a sangre fría en el sagrado santuario físico del vientre materno, convertido impiadosamente en una tumba.
El aborto es siempre un delito. Y delinque quien lo auspicia, lo comete, lo instiga o lo consiente, sea quien fuera. Ni la probable y provisoria impunidad terrenal ni los fueros —inmerecidos, por cierto— permiten la absolución de este crimen de lesa humanidad.

viernes, 5 de septiembre de 2008


Oración a María Reina de la Paz

¡María, Madre de Dios y Madre nuestra, Reina de la Paz! Tú viniste a nosotros para llevarnos a Dios. Alcánzanos la gracia de no sólo decir: ¡Hágase en mí según Tu voluntad!, sino vivirla tal como Tú lo hiciste. Ponemos en Tus manos nuestras manos, a fin de que puedas conducirnos a Jesús en medio de todas las aflicciones y pesares. Por Cristo, Nuestro Señor. Amén.

MIEDOS


Miedo a Ser
Miedo a tener
Miedo para hacer
Miedo al futuro

Miedos y más miedos...

Tienes miedo al miedo
Miedo a tener miedo

Con fe escapan algunos miedos
con esperanza otros muchos
con el Amor casi
todos.

Luz del Amor:
ilumina mi frente
calienta mi corazón
da poder
a mi voluntad.

En Dios nacemos
en Cristo
llega a ser vida la muerte.
Por el espíritu resucitamos,
revivimos,
venciendo todos los miedos.

La mente genera miedos
y también los sentimientos.
Miedos, grandes fantasmas,
de tu mente y corazón.

Imagina lo bueno,
perdona y olvida
vive sin rencor...
Vive cada instante,
cada instante,
con Amor.

Desde el espíritu
no hay miedos.
Ningún miedo.



Miedo:
no te tengo miedo
vivo en el Amor
con el Amor
para el Amor.

En el Amor no hay miedos
ningún miedo
si es Amor.
AMOR


José Antonio Sha

jueves, 4 de septiembre de 2008

PREPARAR LA RECONCIALIACION


PREPARAR LA RECONCILIACIÓN

¡¡DEJATE AMAR
POR EL CREADOR !!

1.- Pide a Dios que te ayude a sentirte pecador:
El arrepentimiento es una visita de Dios, una señal de su amor. Por eso, antes de acercarnos, es importante que oremos con un corazón arrepentido.
2.- Examina tu conciencia
A menudo, el pecado se esconde en lo más recóndito de nuestro corazón, y muchas veces, ni nosotros mismos somos capaces de verlo, o no lo llamamos pecado, sino costumbre, o cosa hecha por todos. Examina con atención tu conciencia, para ello te pueden servir los mandamientos, o las bienaventuranzas.
Las preguntas que tienes a continuación también te pueden ayudar.
Amaras al señor tu Dios con todo tu corazón
• ¿Es firme mi fe en Dios? ¿Qué me impide que Dios sea lo más importante para mí? ¿Qué hago para robustecer mi fe?
• ¿Rezo asiduamente por la mañana y por la noche? ¿Participo en la Eucaristía sobre todo los domingos? ¿Ofrezco a Dios mis trabajos y mis preocupaciones? ¿Me preocupo por estudiar y profundizar en la Palabra de Dios?
• ¿Hay otros dioses que habitan mi corazón? ¿Qué ídolos me construyo?
Amaos mutuamente, como yo os he amado
• ¿Tengo un auténtico amor al prójimo? ¿Abuso de mis hermanos usándolos para mis fines? ¿Me porto como no quisiera que se portaran conmigo?
• En el seno de mi familia ¿colaboro para que exista la paz, el amor, las buenas relaciones?.
• ¿Comparto lo mío con los demás? ¿Qué tiempo, cualidades, dinero pongo, de hecho, a disposición de los demás? ¿Cómo me intereso por las cosas de las personas que viven conmigo, en mi casa, trabajo, ciudad ... ? ¿Cumplo con mis obligaciones ciudadanas?.
• ¿Soy servicial, laborioso, cuidadoso, cumplidor en el trabajo que realizo?
• ¿Cumplo la palabra que doy? ¿Digo de los demás calumnias, mentiras, verdades a medias o por el contrario digo siempre lo justo?
• ¿Me siento separado de alguien por riñas, disputas, peleas? ¿He hecho daño a otro con burlas o de manera física? ¿Me siento dispuesto a la paz o engendro violencia y venganza?
• Si hay personas a tu cargo ¿Te has preocupado por darles siempre lo mejor de ti mismo? ¿Las has utilizado para tus propios fines?
• ¿He robado algo a alguien? ¿He restituido o reparado ese daño?
Sed perfectos como vuestro padre es perfecto
• ¿Me esfuerzo por avanzar en la vida espiritual? ¿Me esfuerzo en dominar mis vicios y mis malas inclinaciones? ¿He sido soberbio? ¿He impuesto mi voluntad a todo trance pasando por encima de los demás?
• ¿Qué uso hago de mi tiempo, de mis fuerzas de los dones que Dios me ha dado? ¿Vivo en la ociosidad o la pereza?.
• ¿He procurado poner siempre mi sexualidad al servicio de un auténtico amor o por el contrario he usado de ella solo por diversión?.
• ¿Trato siempre de actuar con la libertad de conciencia de los hijos de Dios, o me siento atado por algo o por alguien?
3.- Pide perdón
Después de haber examinado tu conciencia, quédate en silencio pidiendo a Dios y a su Iglesia perdón. Puedes hacerlo con tus propias palabras o con una oración:
Misericordia Señor, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa, lava del todo mi delito, limpia mi pecado.
Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado, contra Ti, contra Ti pequé, cometí la maldad que aborreces.
Te gusta un corazón sincero, y en mi interior me llenas de sabiduría, rocíame con el hisopo, quedaré limpio, lávame, quedaré más blanco que la nieve.
Hazme oír el gozo y la alegría que se alegren los huesos quebrantados, aparta de mi pecado tu vista, borra en mí toda culpa.
Oh Dios, crea en mí un corazón puro, afiánzame con espíritu generoso, no me arrojes lejos de tu rostro, no me quites tu santo Espíritu.
4.- Confesión de los pecados
Acércate con confianza. Puedes comenzar con un saludo normal, o diciendo "Ave María Purísima", como prefieras,
Después manifiesta con sencillez las raíces de tus pecados y tu estado de separación de Dios. El sacerdote te puede dar algunas palabras de aliento. Después se señala una obra de penitencia. Y lo invita a que se reconozca pecador. Puedes rezar una breve oración como esta: "Señor Jesús, ten piedad de mí, que soy un pecador".
Finalmente, el sacerdote, en nombre de Dios declara que has sido absuelto de tu culpa.
_________________________________________________________
Oh Dios nuestro y Dios de nuestros padres:que nuestra oración llegue a tí.Ya lo ves, Señor.No somos ni audaces ni endurecidos, ni te vamos a decir"somos inocentes, no tenemos pecados",sino que lo confesamos: ¡hemos pecado!Somos de verdad culpables:hemos sido rebeldes a tu voluntad,hemos abusado de tu confianza,hemos blasfemado, hemos incitado al mal,hemos calumniado al inocente,hemos sido orgullosos,hemos actuado con ira y violencia,hemos afirmado cosas falsas,hemos dado malos consejos y ejemplos,hemos despreciado cosas respetables,hemos desobedecido, hemos engañado,hemos despreciado tu palabra,hemos sido duros de corazón,hemos cometido injusticias,hemos oprimido al prójimo,nos hemos entregado a la corrupción,hemos cometido acciones vergonzosas,hemos seguido malos caminos,hemos rechazado a nuestro prójimoy, para nuestra desdicha, hemos abandonado tus mandamientos.Tú, tan justo en todo lo que nos sucede,has seguido actuando siempre con fidelidad y amor para con nosotros,y nosotros te hemos olvidado, y hemos pecado Dios y Padre nuestro, que tu perdón descienda sobre nosotros,porque tú eres un Dios de misericordiay ante ti nos presentamos hoy con corazón arrepentido y doliente.¡Perdón, Señor, hemos pecado contra ti!. ¡No he sabido corresponder a tu amor!

BIBLIA TEMATICA


Hay quienes en algunas ocasiones abren la Biblia al azar para saber qué quiere decirle el Señor. Y hay circunstancias en las que el cristiano, el catequista, el religioso o religiosa, el sacerdote... necesitan encontrar un texto concreto o saber lo que dice la Palabra de Dios sobre este tema o aquel. Para estos últimos -y también para los primeros- es esta "Biblia Temática", que ofrece los textos completos y debidamente ordenados. No es diccionario bíblico al uso, porque casi lo único que ofrece es pura Palabra de Dios, sin largos comentarios humanos. Ni son unas concordancias bíblicas, que sólo ofrecen brevísimas frases de cada vocablo. "Biblia Temática" contiene toda la riqueza de la Biblia, ordenando los textos sagrados por orden alfabético de temas, agrupados bajo subtítulos que diversifican los distintos aspectos del tema. Es la aportación del autor: el ordenamiento de temas, los subtítulos y algunas aclaraciones muy escasas y muy breves. Se puede afirmar que tenemos en las manos un libro que es pura Palabra de Dios, la única Palabra que da vida.
EDIBESA
24.75€