miércoles, 30 de mayo de 2012

LO QUE AUN NOS QUEDA



 
El 18 de noviembre de 1994, Itzhak Perlman, el violinista, entró al escenario para dar un concierto en el "Avery Fisher Hall", del Lincoln Center de la ciudad de Nueva York. 
 
Si alguna vez ustedes estuvieron en un concierto de Perlman, ustedes sabrán que llegar al escenario no es un pequeño logro para él.  Tuvo polio cuando fue niño, tiene ambas piernas sujetas con bragueros y camina con la ayuda de dos muletas. Verlo cruzar por el escenario dando un paso por vez, costosa y lentamente es una visión asombrosa.
 
El camina penosamente pero llega a su silla.  Entonces se sienta lentamente, pone sus muletas en el suelo, afloja los sujetadores de sus piernas, toma un pie hacia atrás y extiende el otro hacia adelante, entonces se inclina y levanta el violín,  lo pone bajo su mejilla, hace una señal al director y comienza a tocar.
 
Hasta ahora la audiencia está acostumbrada a este ritual. Ellos permanecen sentados
mientras él hace su trayecto hasta su silla. Permanecen  reverentemente silenciosos,
mientras él afloja los sujetadores de sus  piernas. Aún esperan hasta que está listo para tocar.
 
Pero esta vez algo anduvo mal. Justo cuando terminaba sus primeras estrofas,
una de las cuerdas de su violín se rompió. Pudimos escuchar el ruido, saltó como un tiro atravesando el salón. No había equivocación sobre lo que ese  sonido significaba.  No había tampoco dudas sobre lo que él tendría que hacer.  Los que estábamos allí esa noche, pensamos: "tendrá que levantarse, ponerse los bragueros nuevamente, levantar las muletas y arrastrarse fuera del escenario  ya sea para encontrar otro violín, o encontrar otra cuerda para el suyo.”
 
Pero él no lo hizo. En su lugar, esperó un momento, cerró sus ojos y luego  hizo la señal al director de comenzar nuevamente. La orquesta comenzó, y él  tocó desde el punto en el que se había detenido. Y tocó con tanta pasión, tanto poder, y tanta pureza, como nosotros nunca lo habíamos  escuchado antes.
 
Por supuesto todo el mundo sabía que es imposible interpretar un trabajo sinfónico con solo tres cuerdas. Yo sé eso, y seguramente muchos de ustedes sabrán eso. Pero esa noche Itzhak Perlman rehusó saberlo. Ustedes hubiesen podido verlo modulando, cambiando, recomponiendo la pieza en su cabeza. En un punto, eso sonó como si él estuviera sacando el tono de  las cuerdas que se había roto y consiguiendo nuevos sonidos que ellas nunca  habían hecho jamás antes.
 
Cuando terminó, hubo un impresionante silencio en el sala, y entonces la gente se levantó y lo aclamó. Hubo un extraordinario aplauso proveniente de cada rincón del auditorio. Estábamos todos de pie gritando y  animando, haciendo todo lo que podíamos, para demostrar cuánto apreciábamos lo que él acababa de hacer.
 
Él sonrió, se secó el sudor de sus cejas, detuvo su inclinación para aquietarnos y luego dijo,
no con presunción, sino en un tono reverente, pensativo, calmo, "Ustedes saben,... algunas veces... la tarea del artista es descubrir cuánta música uno puede hacer con lo que aún le queda".

jueves, 24 de mayo de 2012

VIVIR PARA LOS DEMAS


SI NO SE VIVE PARA LOS DEMAS
LA VIDA
CARECE DE SENTIDO
Teresa de Calcuta

UN BUEN LIBRO, QUE RECOMIENDO

'La Madre Teresa de Calcuta. Un retrato personal' Beata Teresa de Calcuta: Nuevo libro retrata su lado más desconocido


  El libro "La Madre Teresa de Calcuta. Un retrato personal" (Ediciones Palabra) muestra el lado más desconocido de una de las personalidades más importantes del siglo XX a través de 50 historias relatadas por Mons. Leo Maasburg, quien durante años fue su consejero espiritual, su confesor y un colaborador muy cercano.
Se trata de un conjunto de experiencias que muestran a una mujer con gran sentido del humor, inteligente y consciente de su misión. Con motivo del 15 aniversario de su fallecimiento, Ediciones Palabra publica en castellano el testimonio de una de las personas que fue testigo de sus anécdotas diarias.
Por ello, lejos de ser una biografía, este es un retrato personal de la religiosa que consiguió abrir la primera casa en la Unión Soviética y negociar con el líder sandinista Daniel Ortega, y que fue capaz además de apartar de sí el orgullo y la vanidad.
Monseñor Leo Maasburg nació en 1948 en Graz (Austria) y estudió Derecho, Ciencias Políticas, Teología, Derecho Canónico y Misionología en Innsbruck, Oxford y Roma. Se ordenó sacerdote en Fátima, en 1982 y durante muchos años fue amigo íntimo de la Madre Teresa, su consejero espiritual, su traductor y su confesor.
Viajó con ella a la India y a Roma, y a muchos otros viajes, desde Moscú a Cuba, pasando por Nueva York. En 2005 fue nombrado director nacional de las Sociedades Pontificias Misioneras en Austria.

miércoles, 23 de mayo de 2012

martes, 22 de mayo de 2012

EL ORDEN CRIMINAL DEL MUNDO






EL PRIMER CAPITAL QUE SE HA DE 
SALVAGUARDAR Y VALORAR ES EL HOMBRE,
LA PERSONA EN SU INTEGRIDAD,
PUES EL HOMBRE ES EL AUTOR, EL CENTRO 
Y EL FIN DE TODA LA VIDA ECONOMICO-SOCIAL.
"CARITAS IN VERITATE, 25"
BENEDICTO XVI

lunes, 21 de mayo de 2012

lunes, 14 de mayo de 2012

CENTRO DE DIA SAN BLAS PARA PERSONAS SIN HOGAR

En la calle San Blas Nº 7 de Zaragoza hemos abierto un centro de día para personas sin hogar. En el hay una consigna donde los indigentes depositan sus pertenencias para no tener que arrastrarlas consigo todo el día. Por la mañana se les proporciona un  desayuno y a la tarde una merienda. Un día en semana cine con un proyector laser.
Estamos en contacto con algunas instituciones y esperamos tener algo más de dinero en breve.
En el centro existe una pequeña biblioteca y hemos conseguido también un aparato para escuchar casettes y cdes.
Tenemos ideas, proyectos, para que el centro pueda autofinanciarse. Algunos se están poniendo en marcha.
Contamos con algunos voluntarios. Se necesitan más. Si alguno de vosotros deseáis colaborar, aportando ideas, enviando dinero, enviando libros, cds, casettes, ropa, etc. podéis contactar con FERNANDO RODRIGEZ – el coordina las tareas del centro. Su e-mail es ferzar_46@hotmail.com
O conmigo:

jueves, 10 de mayo de 2012