martes, 7 de julio de 2009

ORACION


Toda Oración (sea vocal, mental o contemplativa) , tiene como finalidad última nuestra identificación con Cristo. Unir nuestros corazones al de Jesús, llegar a sentir como él siente, amar como él ama, vivir como él vivió.

- La oración meditativa tiene un carácter activo: intento acercarme a Dios por la reflexión.

- La oración contemplativa tiene un carácter pasivo: dejo a Dios que se acerque a mí.

- La meditación es mirar un paisaje e integrarme en su armonía.

- La contemplación es pararse ante un paisaje y dejar que su armonía se integre en mí.

María Alejandrina

2 comentarios:

QUEOQUINA dijo...

Me gustan muchos las reflexiones de tu espacio, gracias por comparirlas, disculpa que quiere decir guay en la clasificación de la entrada?.

JOSE ANTONIO SHA dijo...

Muchas gracias.
Guay es equivalente a estupendo.
Un abrazo fraterno