miércoles, 7 de octubre de 2009

LA MOSCA CANTHARIS Y LA ABEJA






Algunas personas son como la mosca Cantharis. Esta mosca va de “caca” en “caca”. Y esparce la misma allí donde se posa. Hay personas que son así. Con un espíritu crítico exacerbado no dejan títere con cabeza. Conozco a algunas que las tienen tomada con la jerarquía eclesial o con otras instituciones o algunas personas concretas. Se han puesto el filtro para ver tan solo lo negativo. Es evidente que en su interior, al igual que la mosca Cantharis en el exterior –ese color verde iridiscente es un poderoso veneno llamado cantaridina- albergan mucho veneno: resentimientos, frustraciones, odios, envidias, etc. Estas personas harán bien en eliminar esos venenos –generalmente están en su sombra, y no son demasiado conscientes- y tener paz interior para poder ver también lo positivo que hay en la vida.

Otras personas son como las abejas. Liban néctar en la flores. Llevan puesto el filtro de la positividad y se posan en las flores. Estas poseen belleza y exquisito aroma. Y transportan algo positivo – el nectar y el polen. Son personas positivas, creativas. Saben que es mucho más importante encender una pequeña luz que combatir la oscuridad.

Te invito, de corazón, a ser más abeja y mucho menos mosca Cantharis. La vida te irá mejor.

1 comentario:

m.jesus dijo...

muy buena la comparación.